La Policía Local de El Paso, en la pasada noche del viernes día 16 y tras un accidente de tráfico en la Avenida Tanausú a la altura del cruce con la Avenida Islas Canarias, detectó que uno de los conductores implicado en el siniestro sextuplicaba la tasa máxima de alcoholemia permitida. Los agentes que prestaban servicio detectaron un comportamiento anómalo en el conductor, aparentemente iba influenciado por el alcohol.

Los agentes procedieron a realizarle la prueba de alcoholemia, que arrojó un resultado de 1,54 mg/l, en aire aspirado, sextuplicando la tasa máxima permitida que es de 0, 25 mg/l, por lo que los efectivos policiales tuvieron que inmovilizar el vehículo, y abrir diligencias por un presunto delito contra la seguridad vial, con el desencadenante de un juicio rápido para el mismo.

Además, la Policía Local aseguró que se van a intensificar los controles de velocidad y alcoholemia en el municipio. Uno de los objetivos será el de comprobar que los vehículos, ya sean los particulares o de empresas, tengan todas las revisiones técnicas en regla, que cuenten con todos los elementos de seguridad pasiva y sistemas de retención también homologados. Igualmente se comprobará el estado de los conductores en lo que a la ingesta de alcohol se refiere.

Se nos has ido un maestro, un amigo, una gran persona. Rodrigo González de Paiz representó a un grupo y estilo de personas que justifican y ennoblecen la memoria de los pueblos. Son los agentes imprescindibles para que la cultura, expresión de los sentimientos y las tradiciones comunes, permanezca firme y saludable entre nosotros. Como vecino, como amigo y como alcalde, en mi nombre y en el de la corporación que presido, valoro su ausencia y comparto la pena de cuantos le conocimos. El Paso ha perdido a un artista polifacético, volcado con acierto a todas las manifestaciones del espíritu – plásticas, teatrales, musicales – y a una magnífica persona. Fue, como otros paisanos del pasado y del presente, imprescindible en todo lo que hizo, en nuestras fiestas y en el día a día, con un largo compromiso con la colectividad y, sobre todo, con una exigencia altruista de mantener a El Paso en el más alto escalón de la cultura palmera, canaria e incluso más allá. En ese sentido le dio a su pueblo lo mejor de sí mismo. Nos queda su recuerdo y su ejemplo y la memoria de cuanto soñó, pudo hacer e hizo. Nuestra profunda gratitud y cercanía con familiares y amigos y, también, la permanencia material de algunas de sus obras.

Con la finalidad de promover la lectura y descubrir la cantidad de historias maravillosas que Hans Christian Andersen escribió para niños a mediados del siglo XIX, la BPM Antonio Pino Pérez presenta un concurso con el que pretende animar a leer esos fantásticos cuentos y despertar la imaginación de sus lectores para que fabulen cómo el autor danés habría concebido sus relatos de haber vivido en el siglo XXI.

Esta tarde la BPM Antonio Pino Pérez nos invita a merendar, ofrece un pícnic por los cuentos con una pizca de poesía, unas palabras mágicas y alguna canción. A todo esto hay que añadir ilusión, un toque de imaginación, ganas de diversión e Isabel Bolívar… ¡Qué ya está aquí!
Si te lo perdiste, puedes ver un poquito de la sesión a continuación: